May Day Statement: For a Humanist Alternative to Capitalism

The Los Angeles Chapter of International Marxist-Humanist Organization

Summary: This article was published in English on May 1, 2018 in the International Marxist-Humanist  — Editors

POR UNA ALTERNATIVA HUMANISTA AL CAPITALISMO

El Primero de Mayo ha marcado la celebración de El Día Internacional de los Trabajadores por más de 130 años en conmemoración de los mártires de Haymarket quienes, por nuestra causa, dieron sus vidas en la horca en Chicago. Hay que recordar que muchos de los mártires eran trabajadores inmigrantes, y a los cuales el estado rechazaba como consecuencia de ello. Conforme la situación se ponía más tensa, en 1887 August Spies levantó la voz y decretó, “Llegará el momento en que nuestro silencio será más poderoso que las voces que hoy estrangulan.”

Desde ese entonces, la clase obrera ha formado un movimiento global masivo, ha participado en revoluciones, y resistido opresión y crisis económicas. Hemos sobrevivido, ¡y continuamos la lucha!

Hoy nos enfrentamos a nuevos peligros, pero al mismo tiempo, a nuevas posibilidades para un cambio revolucionario.

Después de décadas de neoliberalismo, el cual gravemente socavó la red de seguridad social, educación, y el poder que tiene la clase obrera organizada, el capitalismo global ha dado un nuevo giro a raíz de la Gran Recesión. Con la llamada “recuperación” tan débil de los últimos años, es cada vez más claro que esas décadas de neoliberalismo no triunfaron en la restauración del declive en la tasa de ganancia que es endémica al capitalismo, como fue demostrado por Karl Marx hace 150 años. Desesperación por ese problema entre clases dominantes fue crucial para la situación que enfrentamos hoy.

Por otro lado, el hecho de que Donald Trump haya llegado al poder y autócratas similares alrededor del mundo, los cuales todos apelan al racismo, sexismo, y a la xenofobia, representa a una nueva y más peligrosa fase del capitalismo de estado con connotaciones fascistas. Estos nuevos gobernantes amenazan con guerras nucleares, mientras simultáneamente toman acción de forma violenta contra personas inmigrantes, personas de religión musulmana, mujeres, minorías raciales, intelectuales, y trabajadores, mientras que afirman ser populistas representando a las personas “reales”, especialmente a los que están fuera de los centros urbanos “corruptos”.

Por otro lado, hemos sido testigos de un nacimiento de movimientos radicales, revolucionarios y de la clase obrera. En el mundo Árabe, la esperanza que el levantamiento del 2011 causó, ha sido truncada por una severa represión, pero en Siria, las personas de la región kurda siguen en la lucha, así como el movimiento palestino ha demostrado vida durante las masacres Israelíes. El ataque cínico e imperialista de Trump a Siria no tuvo nada que ver con proteger a las personas civiles del régimen sangriento de Assad, ya que la preocupación de los Estados Unidos por las personas ha sido completamente desmentida a raíz de la prohibición de personas musulmanas así como de su rechazo a los refugiados y las refugiadas.

Huelgas de maestros han estallado en los Estados Unidos, logrando una victoria decisiva en el oeste de Virginia e inspirando a otros estados, con mujeres al mando en todos lados. En Irán, los gobernantes islamistas se enfrentaron al eslogan “Abajo con el Dictador,” en demostraciones masivas de gente trabajadora, así como en áreas rurales. En Francia, trabajadores del ferrocarril están confrontando un cruel plan para degradar sus estándares de vida.

Luchas fuera del movimiento obrero son igual de importantes. En Sacramento y en otros lugares, el movimiento que protesta los homicidios cometidos por miembros de la policía continúa en contra de un sistema completamente racista. Las marchas de mujeres y #MeToo, movimientos a favor de los trabajadores inmigrantes y ciudades santuario, así como movimientos de jóvenes en contra de la violencia causada por las armas de fuego y destrucción ambiental, han demostrado el carácter masivo de los movimientos actuales en resistencia al “Trumpismo” en los Estados Unidos.

La Organización Internacional Marxista Humanista pide el desarraigo total del sistema capitalista, no solo del neoliberalismo o Trumpismo. Luchamos contra el capital y las clases, pero también contra las opresiones basadas en raza, género, e identidad sexual. Nuestra intención es desarrollar y proyectar una visión viable para una alternativa al capitalismo –una nueva sociedad humana- que le pueda dar dirección a las luchas por la libertad actuales.

 

 

 

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

0 Comments

FROM THE SAME AUTHOR